El 51 del Sol «Croqueteando por Burgos»


El restaurante ‘El 51 del Sol’ de Aranda de Duero ha sido uno de los ganadores de la segunda edición del concurso ‘Croqueteando por Burgos’, con su croqueta “Dúo de hongos y boina de tierra”, de David Izquierdo. El otro día tuvimos la oportunidad de probar este pequeño manjar y ¡nos encantó! El monte se paseó por nuestro paladar. ¡Repetiréis seguro! Este restaurante se caracteriza por su carta de picoteo y tapas, pequeños platos que concentran todos los valores “del terruño”. En días de invierno, cuando el frío acecha, no es extraño que os sorprendan con un mini potaje calentito.

La Ribera del Duero se representa en este restaurante, pero siempre con un toque contemporáneo que la hace irresistible. Desde la cocina, ecléctica y divertida, hasta la decoración del local, una apuesta cercana, amiga y también innovadora, que conecta con la tierra. Las manos que trabajan en El 51 del Sol miman el producto local, de proximidad, por eso los platos son tan auténticos: el queso, el vino, el lechazo, las verduras, los hongos… todo está en la tierra (de cercanía). Hasta la vajilla ha nacido de la tierra. Las croquetas son solo el aperitivo de una filosofía de vida: «Cocinero y pensador».

No hay comentarios

Comentar