Rainfer, santuario para primates


En el centro de rescate Rainfer de primates, situado al norte de Madrid (no podemos desvelar su ubicación por seguridad), rescatan a primates que han sido explotados, maltratados o abandonados, ofreciéndoles una vida digna, una segunda oportunidad, en convivencia con otros animales que encontrarían en su hábitat, favoreciendo su socialización.

Encontramos este centro por casualidad. Somos un blog comprometido con un turismo respetuoso con los animales, así que navegando por la web de la Fundación FAADA localizamos el santuario y no pudimos resistirnos a visitarlo.

¿Habéis visto alguna vez un primate? Seguro que sí, ¿dónde le habéis visto? Probablemente en la tele, en anuncios de televisión, películas o series. ¿Quién no se acuerda del monito de Pippi Calzaslargas? ¿Y de la Mona Chita? ¿Y del mono de Piratas del Caribe? A lo mejor le habéis visto en un circo o incluso en casa de alguien, como mascota, y más de una vez se os ha escapado un ‘ay, qué majo’. Pero, realmente, ¿qué hay detrás de ese anuncio? ¿De esa exhibición? ¿De esa ‘vida doméstica’? Detrás de cada uno de los primates del santuario hay una historia terrible de explotación, sufrimiento y malos tratos, pero también un hilo de esperanza gracias a este centro.

Hay que recordar que Rainfer no es un zoológico, ni una exhibición, por lo que la principal premisa es velar por la tranquilidad de los animales, garantizando su calidad de vida. Por eso las visitas se realizan en pequeños grupos y con reserva previa. La visita dirigida al público en general tiene una duración de aproximadamente 2 horas y media.

Apadrina un primate

Desde el primer momento tuvimos claro que queríamos colaborar a través del apadrinamiento. Nos costó un poco decidirnos, porque son todos muy majetes, pero al final nos decantamos por Toti, un chimpancé de lo más bonachón. Lo podéis ver en la foto (el de la derecha) que nos ha enviado Rainfer por mail para informarnos de su estado de salud, de sus actividades etc. En la imagen aparece junto a su amigo Maxi, un gran compañero de juegos. Para reservar una visita tenéis que rellenar un formulario de inscripción y seguir las indicaciones de su web. Ojalá os hayamos logrado transmitir un poquito de nuestra pasión por los animales.

No hay comentarios

Comentar