Tag: Santander

CiudadExcursionesHaz turismoNaturalezaRestaurantes

De excursión por la Bahía de Santander

El guía que nos llevó de excursión por la Bahía de Santander nos dijo que es la más bella del mundo. Y no se equivocaba. Decidimos pasar el día en Santander de una manera diferente, así que cogimos un barco para recorrer la Bahía, descubriendo un espacio natural de una riqueza extraordinaria.

Desde el puerto de Santander salen infinidad de barcos que recorren la Bahía. Nosotros nos decantamos por la empresa Ecoturismo Bahía de Santander, por su compromiso con la Naturaleza y su trabajo por la biodiversidad. Carlos, el guía, nos proporcionó un pequeño documento ilustrado con especies del Cantábrico (aves acuáticas y plantas marinas) y unos prismáticos para no perdernos detalle. La ruta dura una hora, con un coste de 11 euros por persona, y es comentada por un guía intérprete y ornitólogo. Los tickets se obtienen en las taquillas que hay en el mismo puerto.

En la ruta en barco disfrutamos del mayor estuario del norte de España, con una extensión de 22,42 km². Pasamos por la isla de Mouro y su faro (espectacular), declarada Reserva marina en 1986 por su biodiversidad (con más de 39 especies diferentes de peces viviendo en sus aguas). Esta isla es ideal para practicar buceo y descubrir sus tesoros. Echad un ojo a esta web (Escuela de Buceo Mourosub).

También divisamos desde el barco el palacio de la Magdalena, la playa del Sardinero o la del Puntal, en Somo (se puede acceder desde el mismo pueblo, dando un buen paseo, o con lanchas directamente desde Santander), sus dunas y el estuario del Miera. “Se conserva aquello que se conoce”, nos dijo Carlos, el guía, al finalizar la excursión. Así que nos quedamos con eso, con la necesidad de visibilizar esta Bahía, cuidarla y protegerla.

Después del paseo en barco por la Bahía de Santander callejeamos por el centro de la ciudad, pasamos por el mercado y nos paramos en la tienda de cervezas ‘Tercer Tiempo’. Nos atrapó su escaparate y por supuesto su extensa lista de cervezas artesanas y de importación. Un local muy recomendable para los cervecer@s que visitan Santander.

No podíamos marcharnos de Santander sin probar el menú degustación de El Serbal, restaurante con Estrella Michelín, en el centro de la capital. Se trata de un local acogedor, de ambiente agradable y con un servicio exquisito. Presentan diferentes propuestas de menú con maridaje muy interesantes, según las preferencias de los clientes.

Nosotros nos decantamos por un menú degustación sin maridaje. Elegimos un vino de la tierra, un albariño de Bodegas Nates. Normalmente probamos los productos de la región que visitamos. El menú fue un repaso gastronómico por Cantabria, tierra y mar, haciendo guiños a la ciudad natal del chef, Palencia, introduciendo el lechazo en uno de los aperitivos. La variedad en el pan (elegimos el payés) y la degustación de aceites fueron detalles con estrella, así como la carta de cafés. El camarero nos ofreció varias cajitas con cafés del mundo para oler y decidir nuestro favorito. Jamás habíamos probado un café tan auténtico y con una preparación tan elaborada y artesanal, moliendo el grano y filtrándolo en el momento. Nos recomendó no añadir azúcar. Eso ya… a vuestro gusto.

Nos despedimos de Santander desde su Bahía, en otro barco, esta vez el que nos llevaría a Somo, nuestro destino, un medio de transporte habitual que conecta los pueblos de la Bahía con la capital. Nos quedó pendiente un tour de tapas por la ciudad, pero fue complicado compaginar la actividad con la disponibilidad de los grupos de la oficina de turismo, así que… ¡para la próxima excursión!

Si visitáis Santander nos encantará conocer más detalles de la Bahía más bella del mundo.