Tag: Carnaval

CiudadMeeting

En la capital de las máscaras el Carnaval es el rey

¿Qué sería Venecia sin las máscaras? Todavía no habíamos llegado a Venecia y ya nos queríamos llevar una máscara en la maleta. Las máscaras son pura magia, el alma del Carnaval, las anfitrionas de una fiesta casi planetaria. Las hemos visto en el cine, en la televisión, en las revistas, las hemos imaginado en las novelas; sin embargo, solo cuando se contemplan de cerca conseguimos entender el valor que encierran. Más allá de una aparente frivolidad, algunas máscaras son verdaderas obras de arte, el resultado de horas y horas de trabajo de los maestros artesanos, que también se han esforzado en conservar la tradición, en transmitir sus conocimientos, para garantizar la continuidad del negocio familiar. Así nos encontramos con talleres heredados de bisabuelos a bisnietos. Si viajáis a Venecia será un placer descubrirlos.

En nuestro viaje a Venecia comprobamos cómo las máscaras son las artífices del halo de misterio que envuelve a esta ciudad.

En Venecia hay cientos de sitios con máscaras ideales, artesanas o no, de papel maché o no, más caras, más baratas, piezas únicas, o no, de mil formas y colores. Son lugares coloristas, algunos pequeños, otros más grandes, a veces se ve a los artesanos trabajando en las máscaras, en otros las máscaras simplemente posan orgullosas, viendo pasar la vida a través del cristal, observando a los turistas, esperando a ser raptadas por algún espíritu extranjero. Y así, entre callejuelas, atrapados en los escaparates abarrotados de máscaras, nos tele-transportamos al Carnaval veneciano e imaginamos cómo podría ser, con todas esas máscaras vivas, paseando por la calles, bailando, desfilando, riendo, con aire misterioso, inalcanzables, siempre bellas. Así son las máscaras, el coranzoncito de Venecia. Nadie se puede resistir a su magia. ¿Quién no se ha hecho un selfie con la famosa máscara?

  • El taller de máscaras San Marco 596

En Venecia tuvimos la oportunidad de conocer a Nicola, un artesano que regenta un taller de máscaras, San Marco 596, cerca de la plaza de San Marcos. Le encontramos trabajando, dando forma a una máscara, a partir de un molde, utilizando papel maché, de manera tradicional. Tenía varios moldes, uno de ellos, nos dijo, pertenecía a su bisabuelo. A Nicola le viene de familia. Su madre, su padre… vamos, que parte de su talento es cosa del ADN. 

Algunas máscaras de la tienda habían sido fabricadas por su madre. Nos explicó que existen diferentes técnicas y materiales para fabricar máscaras, desde las tradicionales, hechas completamente a mano, a las más “industriales”. En el vídeo que realizamos de nuestro viaje a Venecia encontraréis imágenes de Nicola trabajando en su taller (ver vídeo). Fue un auténtico placer.

Evidentemente, una máscara realizada de manera artesanal es única y se pone en valor el trabajo, la dedicación y el esfuerzo del maestro artesano. A partir de 15 euros se pueden adquirir máscaras, pero ¡ojo! no todas son tradicionales. Las artesanales, como la nuestra, son un poco más caras, en torno a los 25 - 30 euros. Normalmente, las máscaras llevan una etiqueta identificativa con su origen.

En cuanto a los tipos de máscaras y su significado, en este enlace encontraréis información muy interesante sobre el origen, las características y la historia de las máscaras. Las más representativas son: la Bauta, la Columbina, la Moretta, el Volto y el Médico Della peste.

Veréis máscaras hechas con papel maché, cuero, escayola, y decoradas con pinturas brillantes, plumas, abalorios, etc., recreando un sinfín de personajes, la mayoría provenientes del teatro. La historia que envuelve a las máscaras guarda un aura de misterio y leyenda. En este artículo las clasifican en dos grupos: la Commedia dell'Arte y el Carnaval. (ver enlace

El Carnaval veneciano, mundialmente conocido, presenta luces y sombras a lo largo de su historia. ¿Sabíais que estuvo prohibido? Podéis leer más sobre ello en este enlace.

Además del taller artesano San Marco 596, existen locales coquetos y pintorescos en algunos rincones de Venecia, donde se trabajan las máscaras de forma tradicional, a la antigua usanza. Es un aspecto que nosotros valoramos mucho a la hora de decantarnos por una u otra máscara. La verdad es que es un placer perderse por los pasillos de las tiendas de máscaras (en algunas puedes probártelas y hasta fotografiarte con ellas) y dedicar tiempo a descubrir verdaderas joyas. Es frecuente encontrarse con artesanos dando forma a sus máscaras o decorándolas y pintándolas en el mismo taller, se trata de un trabajo minucioso.   

En este enlace encontraréis otros talleres de máscaras con buena puntuación en Tripadvisor

Es difícil describir con palabras todas y cada una de las piezas que se exhiben en los escaparates y locales. Os recomendamos visitar los talleres y charlar con los artesanos porque conocen al dedillo los relatos que dan vida a sus pequeñas creaciones.

Por si tenéis pensado viajar a Venecia en Carnaval, compartimos el enlace de la web oficial, ya nos contaréis, porque en Venecia, la capital de las máscaras, sin lugar a dudas, el Carnaval es el rey.