Tag: Cantabria

Playa Somo Runners
GastronomiaNaturaleza

Somo, la playa para runners

Si eres runner y estás pensando en las vacaciones, en la playa de Somo (Cantabria) encontrarás la pista perfecta para disfrutar de este deporte. Y es que no es fácil localizar una playa donde se pueda correr largo y tendido, y no tropezar al mismo tiempo. Hace poco estuvimos en esta playa, en la Bahía de Santander, entre la Playa del Puntal y la Playa de Loredo, conformando el arenal más largo del Cantábrico, con más de 4 kilómetros de costa. Un lujo para cualquier época del año. Las vistas son espectaculares y es un placer pasear por una arena tan fina.
 
Esta playa también es muy conocida por los amantes del surf, ya que su fuerte oleaje permite la práctica de este deporte todos los días del año. De hecho, en Somo se encuentra la escuela cántabra de Surf.
 
Somo, de unos 1.700 habitantes, es una localidad que pertenece al municipio de Ribamontán del Mar, a unos 21 kilómetros de Santander. La ciudad cuenta con gran variedad de servicios y establecimientos turísticos, aunque uno de sus mayores atractivos es el viaje en lancha que conecta Somo con la capital de Cantabria. Es un medio de transporte muy práctico y entretenido para los turistas.
 
Si decidís visitar Somo, os recomendamos el Hotel Bemon, por su relación calidad precio. Es un hotel sencillo, de tres estrellas, con un restaurante – pizzería en la plata baja del edificio, ideal para comidas y cenas. Es un hotel, como los del resto de la zona, muy transitado por surfistas. Su proximidad al mar lo hace ‘un centro de operaciones’ excelente, ya que se llega a la playa en cinco minutos caminando, y está cerca de supermercados y otros servicios. El desayuno nos sorprendió gratamente, un bufet muy variado y con zumo de naranja natural, que se agradece muchísimo.
 
Los dos días que estuvimos en Somo los aprovechamos a tope, sobre todo en la playa. El mejor momento para hacer deporte, correr o caminar por la arena es a primera hora, fundamentalmente por la tranquilidad y la luz de la mañana, una fotografía cambiante y sugerente.
 
Uno de los días fuimos a comer a ‘Los Elefantes’ un restaurante cerca del Parque de Cabárceno. La verdad es que no habíamos reservado y tuvimos que esperar, pero finalmente nos prepararon una mesa en la zona exterior. La parte negativa: como estaban sobrepasados de trabajo, (demasiados clientes para la capacidad de la cocina) se resintió el servicio, y eso se notó en la atención y en la calidad. Tardaron muchísimo en servirnos el segundo plato. Otro punto negativo fue la falta de información sobre el precio del menú (14,99 euros). El I.V.A. no estaba incluido y ‘este detalle’ no constaba en la carta. Por lo tanto, primera lección aprendida: preguntar antes de decidir.
 
La vuelta a casa tuvo parada ‘obligada’ en Burgos, una ciudad deliciosa. La verdad es que cuenta con infinidad de restaurantes con una gastronomía de alto nivel. Después de recorrer el centro, ‘chocamos’ con ‘Maricastaña’, un coqueto restaurante con una decoración cuidada y de trato amable. ‘Los Combos’, que ellos mismos definen como “el concepto de un plato combinado con la frescura de la buena cocina”, entre 12 y 16 euros, son el plato estrella. Nos gustó la comida, pero tardaron bastante en servirnos. Si visitáis este restaurante ya nos contaréis vuestra experiencia.
 
Para nosotros, Somo nunca es suficiente, así que cada vez que decimos adiós prometemos volver pronto. Lo haremos. En verano disfrutaremos de nuevo de la playa de Somo y de uno de nuestros deportes favoritos: el running. Quién sabe, lo mismo nos encontramos trotando por la arena. Estamos deseando que nos contéis vuestra opinión como runners.

Suscríbete a Mundícolas.com

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a Mundícolas.com y recibir notificaciones de nuevas entradas.
Máximo un mail cada semana.