Tag: acebal

ExcursionesHaz turismoNaturalezaSostenibilidad

Navidad en el acebal o el encendido de luces más auténtico del mundo

Os proponemos un plan diferente para las vacaciones de Navidad, alejado de las luces de colores, las aglomeraciones, las compras compulsivas y el consumismo exacerbado.

Os mostramos un lugar mágico, navideño también, donde disfrutaréis del encendido de luces más auténtico del mundo: La Reserva Natural del Acebal de Garagüeta (Soria). El rojo de la Navidad en el acebal, en esta época del año, es de una intensidad extraordinaria, sin luces artificiales, solo con la fuerza de la naturaleza. El bosque se ruboriza y nosotros somos testigos de esa belleza. ¿Os apetece continuar? ¿Os imagináis pasear por este Espacio Natural? ¿Y hablar con sus vecinos? ¿Saber de dónde viene el acebo que adorna nuestra mesa en Navidad?

A lo mejor lo más cerca que habéis estado de un acebo es en el mercado de alguna plaza por Navidad o como centro de mesa. Pero el acebo es mucho más que un adorno navideño. Es un árbol de unos 6 o 7 metros de altura, no muy grande, espinoso, con bolitas rojas (en época invernal) y un excelente refugio para la diversa fauna de la zona. En tiempos pasados fue amuleto, ahuyentador de la mala suerte. Podéis ampliar la información sobre este árbol en el siguiente enlace: El Acebarillo.

¿Sabíais que el acebo es una especie protegida? El acebal se protege para garantizar la conservación de su diversidad faunística y especies vegetales. Así que cuidado con la tentación de cortar ramas de acebo, porque está prohibido. Por eso cuando es para la venta lo veréis siempre acompañado de una etiqueta identificativa.

¿Qué es la Reserva Natural del Acebal de Garagüeta? Se trata de la mayor masa forestal de acebos de la Península Ibérica y de Europa meridional con casi 180 hectáreas de acebeda. Es un Espacio Natural de extraordinario valor ecológico que da cobijo a multitud de especies animales y vegetales.

¿Dónde está? Pasando el pueblo de Arévalo de la Sierra (Soria), a pocos metros, coged un desvío (a la izquierda) dirección Torrearévalo. A partir de ahí, seguid 1,5 kms y encontraréis la Reserva Natural del Acebal de Garagüeta (está señalizado).

¿Cómo se puede visitar el Acebal? Nosotros hicimos la ruta señalizada (siguiendo las balizas - senda del acebal) de 4 kilómetros, un paseo interpretativo, sin dificultad, donde se muestran los elementos más característicos del Espacio Natural. Aunque también hay rutas alternativas y varios caminos, como por ejemplo el PR.SO-69 “Ruta de los castros”.

Acebal de Garagüeta

Os recomendamos antes de ir al Acebal visitar la Casa del Parque, situada en Arévalo de la Sierra, donde os explicarán las diferentes rutas, detalles del bosque y podréis adquirir mapas y documentación de la zona.

Otra opción es realizar rutas interpretativas, organizadas por El Acebarillo. Obtendréis toda la información de las diferentes propuestas en la web www.elacebarillo.com. Las reservas se pueden realizar a través del mail info@elacebarillo.com o en el teléfono 676 244 166.

Elementos que os vais a encontrar en la ruta de 4 km:

1.- Sestil o cuadra natural: Refugio para el ganado en zonas de denso arbolado. Son 'cuadras' improvisadas, creadas por los mismos animales, para protegerse tanto del frío como del calor. Es una gozada pasear y recrearse en estos refugios naturales.

2.- Canchales: Formaciones de piedras de origen periglaciar, provocados por la alternancia de periodos fríos y templados, lo que causó la ruptura de las rocas, formándose ríos de piedras, también denominados pedreras. En la Reserva Natural existen cuatro canchales.

3.- Choza de los pastores: Construcción utilizada por los pastores, también denominada turruca, para comer y dormir durante el invierno, ya que acompañaban al rebaño a tierras más templadas, lo que se conoce como la trashumancia. La que veis en la foto fue construida en los años 30. Ya quedan muy pocas.

¿Por qué es un bosque sostenible? El Acebal de Garagüeta es un bosque sostenible porque gracias a una poda controlada de los árboles (aprovechamiento tradicional) se protege el Espacio Natural, garantizando la conservación del ecosistema, revirtiendo la gestión en la economía de la zona.

La empresa local El Acebarillo, situada en Torrearévalo de la Sierra (Soria), a escasos metros del acebal, es un ejemplo de empresa local sostenible cuyo principal objetivo es la conservación del Espacio Natural del Acebal de Garagüeta. ¿Cómo lo hacen?

En las fotos de este post veréis a Sagrario, socia de El Acebarillo, haciendo centros de mesa y adornos con ramas de acebo para su venta que han sido podadas anteriormente y que a lo mejor habéis visto paseando por el mercado navideño de la plaza mayor de Madrid.  También organizan rutas de senderismo interpretativo, talleres de educación ambiental, talleres de artesanía con acebo, visitas a la Casa del Parque, etc. Todas estas actividades derivadas de la gestión del acebal revierten en la economía local, como os decíamos antes, en los vecinos y vecinas de la zona.

Acebal de Garagüeta

(*) El Acebarillo es una empresa de economía local constituida por vecinos de Torrearévalo, un pequeño pueblo situado a los pies del Acebal de Garagüeta. Desde su constitución en el año 2002, El Acebarillo trabaja en torno a la conservación de la Reserva Natural del Acebal de Garagüeta mediante la puesta en valor de los aprovechamientos tradicionales y sostenibles que de él se derivan y que han contribuido a la persistencia de este singular ecosistema hasta nuestros días, creando nuevas oportunidades de empleo.

A tener en cuenta: Es recomendable que antes de visitar el acebal contactéis con la Casa del Parque para aseguraros de que podéis disfrutar del entorno sin problema, porque a veces se hacen batidas de caza y no se avisa en la página web de la Junta de Castilla y León. Lo comentamos porque lo sufrimos en primera persona.

¡Ojo! Cortar ramas está prohibido.

Consulta opciones de alojamiento y restauración en los siguientes enlaces:

Casas Rurales
Escapada Rural
Folleto informativo (PDF)

¿Qué os parece este plan para las vacaciones de Navidad? ¿No os pica el gusanillo? Las fotos son chulas, pero disfrutar del acebal en carne y hueso no tiene precio. Si vais ya nos contaréis. El invierno es la mejor época, porque las bolitas rojas iluminan el bosque.

Si el consumismo se os atraganta, y las luces y las aglomeraciones os provocan indigestión... hay vida más allá de la Navidad comercial, porque en el Acebal de Garagüeta se disfruta del encedido de luces más auténtico del mundo.